El hombre inquieto (II)

Coming Home | Mustafa Dedeog

Henning Mankell hace un resumen perfecto de la larga trayectoria de su personaje más conocido, Kurt Wallander, en la página 332 de El hombre inquieto:

De pronto, vio el transcurso de su vida con toda claridad. Cuatro grandes momentos la conformaban. <<El primero, el día en que me opuse a la voluntad de mi adre y a su actitud dominante y me convertí en policía>>, recordó. <<El segundo, cuando maté a un semejante en acto de servicio y pensé que no podía seguir, pero al final decidí continuar en mi profesión. El tercero, cuando dejé el apartamento de Mariagatan, me mudé al campo y me hice con Jussi. Y el cuarto quizá sea el día que acepté por fin que Mona y Yo no volveríamos a vivir juntos. Ésa es, sin dura, la más dura de mis experiencias. Pero… elegí, no me he pasado la vida deseando y dudando para, un día, comprender que pasó el tren y que ya es demasiado tarde. Y yo soy el único responsable. Cuando veo la amargura que embarga a muchas de las personas que me rodean, me alegro de no estar en su lugar. Después de todo, he intentado asumir la responsabilidad de cuanto he hecho en la vida, en lugar de dejarla ir con la corriente.>>

Wallander no ha sido nunca un tipo duro, y eso lo ha hecho uno de los personajes de novela negra más interesantes y, sospecho, reales que se hayan creado nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: