Fin de mes

En nuestro humilde y levemente rural hogar en el que la electricidad desaparece durante unos minutos casi todos los días cuando llueve como estos últimos días, hemos alcanzado el estado de fin de mes esta mañana. La situación será harto notable no sólo para los que habitamos en este humilde y levemente rural hogar, sino para los iniciados en el espeluznante arte del espionaje vecinal, pues los siguientes indicios no escaparán a ningún ojo entrenado en el mismo:

  • Cambiamos la Coca-Cola por Cola Hacendado.
  • Las etiquetas de las latas de atún tienen nombres extraños y desconocidos que resultan difíciles de pronunciar correctamente a la primera.
  • El pan de molde para los desayunos de los niños en el colegio han pasado a ser historia hasta dentro de dos semanas.
  • Si las cápsulas de café de la Nespresso se terminan próximamente, y las existencias de las mismas hacen pensar que tal posibilidad es un probable, no serán sustituidas por unas nuevas.
  • El cerdo y la ternera, mi ternera, han sido sustituidos por pollo.
  • El gato y el perro, que anda un poco pachucho y no va a ir al veterinario hasta dentro de dos semanas, si es que para entonces sigue vivo, van a comer pienso de menor calidad y mucho menor precio a partir de, probablemente, el jueves.

Afortunadamente febrero es un mes corto y dentro de poco estaremos de nuevo a primeros de mes durante diez, tal vez quince días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: